Alianza Cristiana pide mantener aborto en tres causales

Representantes de Alianza Cristiana, entidad integrada por religiosos de diferentes denominaciones, solicitaron al Congreso aprobar el aborto en las tres causales, ya que se trata de un problema de salud que se incrementará si se mantiene la penalización total.
Criticaron la posición radical de algunas iglesias que alegan planteamientos de la Biblia cuando en ese libro no existe negación absoluta a que la mujer pueda decidir en su cuerpo.

Pedro Fernández y Natanael Disla, advirtieron que no se puede obligar a una mujer a mantener un embarazo cuando el feto tiene malformaciones incompatibles con la vida, si es producto de una violación o incesto o si puede morir por problemas en la gestación.

Fernández expresó que cuando se habla de legalizar el aborto no se trata de obligar a esa práctica, sino “que la madre tenga la opción de si es necesario poder asistir a un aborto seguro”.

Indicó que plantean las tres causales antes de las 12 semanas de gestación.
Señaló que la biblia no plantea que el aborto en esas tres causas sea contra el mandato de Dios, por lo que desde Alianza Cristiana tratan de presentar las posiciones disidentes a las posturas conservadoras.
“Se debería hacer un análisis más crítico de la doctrina católica, ya que no existe una negación absoluto de que la mujer no pueda decidir sobre su cuerpo, es decir que es más una postura del conservadurismo católico, protestante y evangélico que no está sustentado en los códigos de las iglesias”, expresó Fernández.

En cuando a la inviolabilidad de la vida desde la concepción, refirió que ese argumento no viene de la Biblia y habría que analizarlo de forma científica cuando se plantea que desde la concepción no hay un ser humano porque aún no hay desarrollo cerebral.

Disla pidió a los congresistas darle la opción a las mujeres para que puedan abortar en esas tres situaciones, ya que no les puede obligar a mantener consigo un feto que podría acabar con su vida o que no tiene posibilidades de sobrevivir después del nacimiento.

Citó que en el caso de un embarazo fruto de una violación, se trata de una relación no consensual derivada de un delito, lo cual es difícil de sobrellevar.
Entiende que si se mantiene la penalización total, seguirán los abortos clandestinos sobre todo de parte de mujeres pobres porque las ricas lo hacen fuera del país.

“Como personas de fe le pedimos a los congresistas que incluyan esas tres causales… que pongan el oído en el corazón de la mujer dominicana”, dijo.

Publicado en Periódico Hoy Digital

Share